domingo, 16 de octubre de 2011

Alfredo Tomassini, la tragedia de Alianza Lima y las teorías de su paradero

“¡Yo sé lo que digo, carajo, Tomassini esta vivo!” se puede escuchar aún hoy a algún peruano, al ser consultado por sus hijos o nietos acerca del destino de este futbolista, que según la historia oficial, falleció en la tragedia aérea de Alianza Lima que se produjo en 1987, pero que nunca terminó de confirmarse en cuanto a sus causas, y ni siquiera consecuencias.

Tomassini, el primero a la izquierda, abajo
En cualquier caso, Tomassini fue un futbolista peruano nacido el 29 de junio de 1964, que desde pequeño comenzó su formación profesional en el Alianza Lima, llegando a establecerse en el primer equipo de la institución, en momentos de gloria de la misma, cuando el fútbol de ese país gozaba de una reputación que ha ido perdido con el tiempo, y que ahora sueña con recuperar.

Su caso era totalmente adverso al de la mayoría de sus compañeros, ya que ellos eran en su mayoría proveniente de barrios muy humildes, con problemas de alimentación en su niñez, y de piel morena. Tomassini era totalmente blanco, venía de una familia rica, y había tenido una educación de primer nivel. Para colmo, su estilo fuerte pero tosco, contrastaba con la técnica depurada pero los físicos débiles de sus compañeros.

Llegado 1987, Alianza poseía uno de los equipos más prometedores de su historia, incluso con la contratación del entrenador Marcos Calderón, el que más títulos ha conseguido hasta el momento en el fútbol local. El 7 de diciembre de aquel año, Alianza viajó rumbo a la ciudad de Pucallpa para enfrentarse en un partido correspondiente al campeonato nacional al Deportivo de esas ciudad, con serias chances de consagrarse campeón del torneo.

Los capitalinos se impusieron por 1 a 0, con gol de Carlos Bustamante, y varios de los fanáticos que habían viajado a apoyarlos comenzaron incluso con algunos tímidos festejos. A la hora de regresar a Lima, el equipo arregló con la Marina de Guerra de Perú un vuelo chárter a bordo de un avión Fokker, al día siguiente.

La historia oficial cuenta luego de eso que, a pocos kilómetros de aterrizar en el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez de Lima, el avión cayó en el mar a la altura de la localidad Chalaca de Ventanilla. Las cifras determinaron que el accidente se llevó la vida de 43 personas, entre ellos 16 futbolistas, 5 miembros del cuerpo técnico, 4 dirigentes, 8 barristas, 3 árbitros y 7 tripulantes de la nave.

Imágenes de la tragedia
El único sobreviviente fue el piloto, Edilberto Villar Molina. Mientras tanto, Alianza Lima finalizó su participación en el campeonato de 1987 jugando con juveniles y algunos jugadores prestados por el club chileno Colo-Colo, quien había vivido una tragedia similar y acudió en su apoyo debido a la amistad entre las hinchadas de ambos clubes. Del avión se rescató, además, un balón con el que se había disputado ese último encuentro, y aún hoy está guardado en las oficina de la institución.

Ya en el año 2006, una investigación periodística sacó a la luz el informe oficial preparado por la Marina de Guerra del Perú, en el que se señalaba que la aeronave presentaba fallas técnicas y que el piloto carecía de experiencia para realizar vuelos nocturnos.

Pero más allá de estos sucesos, lo extraordinario alrededor del accidente de Alianza Lima es la gran cantidad de tiempo que acaparó en los medios por aquel momento, conforme el mar devolvía los cuerpos de los futbolistas, y la gran cantidad de historias fantásticas que se tejieron alrededor del paradero los que que nunca fueron encontrados: Luis Escobar, Francisco Bustamante, Alfredo Tomassini, Gino Peña y William León.

Una de ellas cuenta que se produjeron terribles incidentes entre el personal naval y los familiares de éstos futbolistas desaparecidos, ya que no les permitieron registrar el lugar con lanchas cuando aún había posibilidades de supervivencia, y que incluso los reprimieron a tiros.

El diario “La Crónica”, publicó el 10 de diciembre que “los integrantes de la delegación aliancista, en un dramático diálogo con el piloto del avión, tras conocerse del percance sufrido por la máquina, prefirieron inmolarse para no causar la muerte de numerosas personas, que de hecho habría ocurrido si el avión se precipitaba a tierra”, motivo que catapultó a estos futbolistas a ser vistos como verdaderos héroes patrios.

Corrió también un relato que hablaba sobre una posible salida con vida de Tomassini de ese accidente, considerando que sólo se había roto una pierna tras el choque, y que era un experto nadador, con certificados internacionales en la materia.

De hecho, “La Gónica”, otra publicación local, afirmó que “Tomassini luchó con mucho coraje por mantenerse a flote mientras mantenía un diálogo con el piloto. El marino habría alentado esta conversación para que el jugador no desfalleciera por el agotamiento, sin embargo, no pudo resistir más y se perdió para siempre en el mar de Ventanilla”.

Se tejieron allí hipótesis sobre una posible vinculación entre la marina y el tráfico de drogas. Que probablemente el piloto había matado a Alfredo, o que le habían obligado a salir de incógnito del país. Si hasta algunos dicen que aún está vivo, radicado en España bajo otro nombre.

La realidad es que nunca más se volvió a saber de Alfredo Tomassini, al menos hasta el el 27 de junio de 1991, cuando en Lima se fundó un club que actualmente lleva su nombre, como un pequeño homenaje no sólo a él, sino a todos los que perecieron en aquel accidente.



3 comentarios:

  1. Muchas hipotésis se tejieron sobre esa terrible tragedia, pero la verdad absoluta nunc ala podremos saber creo yo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Si, suele suceder en casos de desaparecidos que circulen versiones acerca de una sobrevida y posible paradero... como dices, en cualquier caso, parece difícil que sepamos no solo que le paso a el sino también el motivo de la caída de la nave

    ResponderEliminar